HORNBACKparaExpo

Tres minutos, una eternidad.

El ser humano solo no es capaz de entender los instantes mas rápidos que 1/250 de un segundo.

La fotografía de hoy consiste en pequeños fragmentos de tiempo, a menudo fracciones de fracciones de un segundo. La vida que ocurre dentro de ese fragmento de tiempo ya ha pasado antes de darnos cuenta.
Pregunte al jugador de fútbol sobre el momento en que estaba fotografiado en el aire. ¿Estaba consiente de él mismo, de su forma en el aire, de su expresión en la cara justo en ese 1/2000 de segundo? ¿O pasó tan rápido que ni si quera se dio cuenta del momento?

Este proyecto es un intento de captar entre manos, el segmento de tiempo que existe entre el comienzo de la exposición de una imagen fotográfica y el final de la exposición, cuando se cierra el obturador.

Cada cámara hoy—incluso todas las cámaras en los teléfonos móviles—intenta captar una escena en un instante, en una fracción de un segundo.

Mi proyecto intenta ir en la dirección opuesta. Quiero meter una palanca dentro de esta fracción de un segundo, entre el abrir y cerrar del obturador, y forzar el tiempo a expandirse. Voluntad de recuperar el tiempo perdido, encontrar de nuevo el momento de espera, la reflexión, la calma, el aburrimiento. Quiero encontrar de nuevo el mundo que se esconde entre el abrir y cerrar de la exposición y reclamarlo para mi.

Quiere sentir de nuevo un momento dónde no ocurre nada, pero el tiempo pasa.

****

El proyecto tiene como origen una serie de autorretratos realizados en Berlin en los que el tiempo de exposición fue siempre de trés minutos. La cámara utilizada para el proyecto es una cámara técnica de gran formato con una antiguëdad próxima a los 100 años. Es una cámara de retratos sin obturador. En su día, la tapa del objetivo y un reloj de mano, sirvieron para realizar las exposiciónes. En mi proyecto, sigue siendo así.

webs: www.berlindiary.net78.net

www.davidhornbackphoto.com