Federico Miro

A través de un proyecto pictórico que combina la aparente frialdad tecnológica con lo orgánico y natural, Federico Miró reflexiona sobre esta dicotomía de “paisajes” opuestos entre los que se desenvuelve la experiencia vital.
El joven artista, licenciado por la Universidad de Bellas Artes de Málaga, es capaz de fundir con vehemencia en un solo lienzo los opuestos. La ilusión de la fabricación mecánica en serie creada mediante una constante de líneas horizontales y paralelas que cubren la totalidad de la superficie pictórica, deja paso visual a una reminiscencia vegetal que, al no concretarse como paisaje, deja emerger la imaginación del espectador en un espacio de sensación natural. El proyecto no solo busca esta maniobra de impactos en el observador sino que se atreve a jugar con su confusión cuando, tras un primer golpe de vista, somos conscientes de que la supuesta“fabricación mecánica” de líneas es en realidad resultado de una depurada técnica manual. Solo la cercanía a la obra proporciona la certeza del engaño de los propios sentidos y de una mente acostumbrada a tomar como parte de la cotidianidad lo digital y tecnológico, hasta el punto de crear falsas asociaciones.

 

Federico Miró (Málaga, 1991) licenciado por la Universidad de Bellas Artes de Málaga cuenta con dos exposiciones indiviudales: Hasta donde la mirada alcance, en la sala de exposiciones de Bellas Artes en Málaga y El ojo sorprendido en la galería Marta Cervera en Madrid. También ha participado en varias exposiciones colectivas en las que cabe destacar la Muestra Internacional de Arte Universitario IKAS – ART (Bilbao 2012). Ha sido galardonado con el primer Premio de Pintura de la Universidad de Málaga (VII edición) y becado en el curso de pintores de paisaje de Segovia, donde también recibió el máximo reconocimiento a nivel nacional con la medalla de oro (2013). Actualmente se encuentra en la beca de la Casa de Velázquez en Madrid y cursando el máster de Investigación en Arte y Creación de la UCM. También se encuentra inmerso en el Proyecto Imago, made in Spain de la Fundación Benetton y CAC Málaga, en el que participa.