El quehacer artístico de Sandra Montero arranca desde su formación arquitectónica y es por ello que sus intereses se centran en la arquitectura como unidad relacional, como entidad que enlaza espacio y subjetividad. Partiendo de esta premisa, se encuentra en una continua circulación y transformación de ideas, formas y relaciones en torno a campos espaciales: el posicionamiento, la exploración, los límites, la precisión, la geometría, el movimiento, el orden, el ritmo, el equilibrio, la estructura, la corporalidad, la analogía, los tiempos y los modos de percepción… que trata de expresar en situaciones, acciones o ejercicios. Así, su metodología de trabajo consiste en una correspondencia entre pensamiento y experiencia, entre reflexión y acción (performativa) y la formalización en un intento de vincular al espectador a una recepción vivencial de los conceptos descritos pero también a un análisis discursivo del contenido.
Sandra Montero Realizó su formación en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Navarra. Su trabajo ha sido presentado de manera individual en la Casa de la Mujer de Zaragoza (2012), el Centro Huarte de Arte Contemporáneo (2011), el Espacio para el Arte de Caja Madrid en Zaragoza (2011) y el Festival Internacional de Creación Joven Eutopía, Córdoba (2010). En 2013 ha sido residente en Center for Visual Arts Viafarini – DOCVA en Milán, en 2012 desarrolló dos residencias de investigación artística en The Center for Creative Photography de la Universidad de Arizona y en The Getty Research Institute en Los Ángeles y en 2010 participó en la residencia artística Movilidad Creativa en Córdoba. Entre los apoyos y reconocimientos que ha recibido se encuentran la Beca Fundación Bilbao Arte (2013), el premio Process Room de Madrid Art Process (2013), el Primer Premio en el Certamen Jóvenes Artistas de Pamplona (2012)