¿Las construcciones que habitamos bajo estándares económicos y dimensionales se adaptan a las necesidades reales de cada individuo? ¿O es el individuo según sus posibilidades económicas el que debe adaptarse a esos espacios? Habitat, hogar, casa, refugio, espacio de intimidad, cotidianeidad, rutina, claustro, y en mi caso también lugar de creación. Por ende, condiciona y delimita mi producción de obra, sus formatos y materialidad al tiempo que alimenta esta búsqueda incesante. Pocos son los que pueden acceder a proyectar y construir su propia casa; no obstante, desde esta condición de imposibilidad he decidido materializar en imágenes una realidad diferente: ventanas a una promesa mejor y tangible.

“Buscar la luz”. Luz anímica pero matérica, como recurso existencial y técnico. Es la premisa que activa mi propuesta de crear diferentes cubículos de metacrilato con las formas arquitectónicas interiores de mi actual vivienda. Habitaciones cerradas, sin alusiones a ventanas, exceptuando las claraboyas, en las que se podrán ver 4 vídeos diferentes creados con esos haces de luz que han penetrado mis habitáculos durante estos años. Simultáneamente se desarrollarán ventanas imaginarias que portarán paisajes deconstruidos. Ventana como metáfora de liberación y curiosidad. Ventanas como reclamos que invitan a abandonar la casa y salir a la calle, donde se desarrolla otro tipo de vida y aprendizaje también estimulante. Louise Bourgeois a lo largo de su vida, en varias ocasiones, manifestó que “la arquitectura tiene que ser un objeto de nuestra memoria” y que “la memoria es una forma de arquitectura”. Utilizando la arquitectura como un elemento simbólico, se construirá un lugar para el recuerdo, mostrando una espacialidad imaginaria, transparente, abierta al espectador ofreciendo recuerdos sobre la creación. Habitar, Pensar, Construir. La arquitectura como escenario para el espectáculo de la vida, de la cotidianeidad, pero también de la creación y construcción.

Zaloa Ipiña (Bilbao 1986) es Licenciada en Bellas Artes en la UPV/EHU (2009) y ha realizado un máster en Obra Gráfica Contemporánea en la Fundación CIEC de A Coruña. Ha realizado una residencia artística en el Centre d’art contemporani Piramidón de Barcelona en el 2015; obtuvo la beca de Artes Visuales de la Diputación de Bizkaia en 2013-2014 y disfrutó de la beca de residencia de Bilbaoarte en 2012. Entre sus últimas exposiciones individuales destacan “ITZALezinak” en la galería Windsor Kulturgintza (Bilbao 2014), “Argien ibilbidei jarraituz” en Torre Ariz de Basauri (2013) y “Abierto por vacaciones” en la Galería Michel Mejuto (Bilbao 2012). Así mismo, tiene previstas varias exposiciones individuales en el Centro de Cultura Pérez de la Riva de Las Rozas, Madrid (2016); “Barriek” en la Sala Rekalde de Bilbao (2016) y en Portalea de Eibar, Gipuzkoa (2017). Ha participado en múltiples exposiciones colectivas como: “CALL 2015” en la galería A del Arte de Zaragoza; “25 al quadrat” en el Centre d’art contemporani Piramidón de Barcelona; “Ertibil 2014” en la Sala Rekalde Bilbao; “Punto y raya festival 2014”. Reykjavik Center For Visual Music en Islandia…