A principios del siglo pasado la institución artística conocida como Proletkult se propuso crear una estética genuinamente proletaria que desempeñara un papel fundamental en la construcción de una nueva sociedad sin clases. Este proyecto especula sobre el tipo de organización social que surgiría tras la eventual desaparición de las clases medias y trabajadoras en Occidente. Conceptos como “precariado” o “cognitariado”, acuñados para definir lo que ha venido a sustituir a la clase obrera en la sociedad posfordista, quizás dentro de poco no se consideren más que intentos desesperados de actualizar algo que ha dejado de existir como tal, evitando reconocer que el vacío no lo ocupará ninguna categoría posmoderna, sino el último estrato que siempre ha estado ahí aunque no lo quisiéramos ver: el lumpen.

Lumpenkult es la reconstrucción de un movimiento cultural ficticio a partir de sus propios productos: carteles de agitación, estampas pseudohistóricas o maquetas arquitectónicas que nos permiten vislumbrar una sociedad exótica en la que la clase marginal de hoy se ha convertido en hegemónica, ha adquirido conciencia de su fuerza y comenzado a defender unos intereses distintos a los de la antigua clase obrera. Fiel a su visión del mundo, el lumpen victorioso no habría dudado en deshacerse de instituciones superfluas o sacrificar algunas comodidades materiales a cambio de liberarse de valores impuestos como el culto al trabajo o la fe en el progreso y en el crecimiento económico.

 

Ignacio García Sánchez (Madrid, 1987) es licenciado en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid y la Hochschule für Bildende Künste de Hamburgo. Ha sido artista residente en Tabakalera (Donostia), NauEstruch (Sabadell), El Ranchito Rusia (Matadero Madrid / NCCA Vladicáucaso) y en la Fundación BilbaoArte (Bilbao). Desde 2008 su trabajo se ha podido ver en galerías como Marta Cervera (Madrid), Luis Adelantado (Valencia), PM8 (Vigo) o Espacio Alexandra (Santander), así como en el CAC de Málaga, Centre Cívic Can Felipa o Fabra i Coats en Barcelona, Sala de Arte Joven de Madrid, MAC de A Coruña, Atarazanas de Valencia, Kunsthaus de Hamburgo o Survival Kit Festival en Umeå.

En los últimos años Ignacio ha ido desarrollando un particular lenguaje narrativo y visual, apoyado básicamente en el dibujo y en recursos formales propios de ámbitos como la arquitectura, la ilustración de libros infantiles o de texto, el cómic, la heráldica o la propaganda politica. Una serie de temas recurrentes cruzan todo su trabajo: las contradicciones entre la teoría y la práctica, la influencia decisiva de las ideas abstractas en los procesos concretos de transformación social, las relaciones del poder con la historia y cómo ésta es reinterpretada para legitimar el presente. Las piezas son concebidas como réplicas hechas a mano de productos culturales procedentes de sociedades futuras o paralelas a la nuestra. Mediante imágenes, objetos y texto se plantan escenarios sociopolíticos ficticios, situados entre lo plausible y lo descabellado, lo utópico y lo distópico. Las realidades imaginadas no son necesariamente más deseables que la que nos ha tocado vivir, su intención fundamental es cuestionar el determinismo histórico y otros dogmas ideológicos de nuestro tiempo, servir como estímulo en la búsqueda de alternativas al sistema actual. A través de cristales deformantes de distinto color y grosor contemplamos inquietantes versiones de nuestro propio mundo en las que los mecanismos que hacen que todo siga funcionando, normalmente ocultos bajo capas de cultura y civilización, quedan al descubierto.

CV completo, proyectos anteriores y más información en www.ignaciogarcia.net.