El título del proyecto, Leku, hace referencia a uno de los conceptos esenciales tratados en la investigación de Manu Blázquez, el espacio. Una variable que siempre pretende mantener en perfecto equilibrio con otra de igual importancia, el tiempo. Espacio – Tiempo, un binomio difícil de desligar aunque se vea cada vez más fragmentado gracias a la realidad virtual.

La intención es introducir la irregularidad al interior de un canon regular. Para ello el autor se servirá de sucesiones numéricas progresivas formalizadas geométricamente sobre un soporte ya casi histórico como es el papel.

El proyecto se distribuye en dos fases, la primera ocupa los tres primeros meses de residencia y está dedicada al dibujo. La segunda, en cambio, se desarrolla durante los tres meses posteriores donde se interpretará el trabajo en clave de grabado y se editará la Memoria final.

 

Manuel Blázquez (Valencia, 1978), durante el instituto madura un fuerte interés por el dibujo técnico y el graffiti que desarrolla en los estudios universitarios de la Jaume Primer de Castellón. Tras el primer ciclo en publicidad y un período de experiencia como diseñador gráfico, se traslada a Italia donde comienza el estudio de la Gráfica Artística en la Academia de Bellas Artes de Bolonia, donde se diploma con una tesis titulada “Comunicazione e riproducibilità” y trabaja dos años como asistente del profesor Cataldo Serafini. A finales del 2011 inicia una nueva etapa en Grecia junto al profesor de Grabado Xenis Sachinis de la Universidad Aristóteles de Tesalónica. Actualmente reside en Valencia donde profundiza su investigación entorno a los códigos numéricos y sus posibilidades plásticas. Principales maestros e inspiradores del trabajo de Blázquez son Morandi, Calderara, Lewitt, André, Judd, Martin A., Sempere, Asins y Darvoben.