La Alterable Verdad

Todo, es mentira y es verdad, las maquetas y trucos ópticos que nacieron para el cine trabajaban para los sueños. Lo digital, con todas las maravillas que pueda hacer, es un gran adelanto, pero creo que es una herramienta, maravillosa, pero nada más.

La Alterable Verdad está compuesta por dos piezas, cada una es un estudio sobre la función de un plano, el objeto y la lente; al llegar al espacio se encontrarán con varias capas colocadas a una distancia, en una pieza estos planos están compuestos por una parte digital y por mecanismos analógicos en movimiento y en la otra son totalmente analógicos que, como resultado, observando las piezas a una escala, el conjunto de segmentos se combinan formando un único plano, una ilusión óptica.

Un trabajo con una precisión total sobre los elementos y su luz, lo que hace que sea un proyecto muy impresionista, crear la ilusión de algo para que funcione, trabajar para una realidad.

El plano se centra en mantener siempre la misma distancia, cada pieza es observada desde un visor fijo, haciendo que no nos movamos del sitio, para que la escala sea la correcta. Esto no quiere significar que el proyecto no tenga diferentes puntos de visión, el montaje del proyecto adquiere gran importancia, al convertirse en algo más veraz, algo que te impulsa a soñar, a ver las cosas que creías que eran imposibles, estos mecanismos empujan a la pieza a mostrar la trampa de esa imagen en movimiento