Los días 2 y 3 de octubre de 2017 BilbaoArte acoge «Recreativa, Revolucionaria, Repugnante», un programa compuesto por una charla y un taller a cargo de la artista Itziar Bilbao Urrutia, con la participación de Nick Kilby, artista de la performance.

La charla será el lunes 2 de octubre de 18:30 a 20:30 horas en el Patio de Cristal de BilbaoArte, con entrada libre hasta completar el aforo. Esta se dividirá tres partes: una charla por Itziar Bilbao Urrutia; una presentación por parte del artista de performance Nick Kilby y una acción final, PORTRAIT OF THE ARTIST AS SADIST, colaboración entre los dos artistas que, respetando el formato de la conferencia académica, examina las intersecciones y paralelismos entre sus prácticas.

El taller se realizará en el mismo lugar, el martes 3 de octubre entre las 16:00 y las 20:00 horas.

 

 

“La masculinidad está rota”, ha comentado Nick recientemente y este es uno de los conceptos paralelos que unen su práctica la de Itziar Bilbao Urrutia. Masculinidad rota, femenino abyecto, liminalidad, son los temas que examinarán en «RECREATIVA, REVOLUCIONARIA, REPUGNANTE».

 

El acceso al mismo será gratuito y abierto a todas las personas creativas interesadas en el arte y creación desde lugares no oficiales. Se recomienda la asistencia a la conferencia de cara a participar en el taller.

Charla y taller «RECREATIVA, REVOLUCIONARIA, REPUGNANTE – Femenino Monstruoso».

Lunes 2, 18:3oh: CHARLA «LOS MARGENES ENTRE EL ARTE Y SU EXCLUSION, entre la feminidad y el monstruoso femenino».

Itziar Bilbao Urrutia

“Going to art college was very important; but it was everything that happened outside art college, that really mattered” – Tracey Emin

No es casualidad que formas de expresión asociadas con lo femenino, hayan sido relegadas a los rincones del arte por ser consideradas decorativas, formalistas, frívolas o utilitarias. Durante mi paso por la Facultad de Bellas Artes, mi trabajo fue a menudo etiquetado negativamente como “banal” o “narrativo”. Aunque mi objetivo no era contradecir porque sí, estas etiquetas fueron útiles para localizar el foco de mi práctica. Todo cuanto para mí era un valioso instrumento en mi tarea de reimaginar el mundo, era tachado de frívolo o narrativo por mis tutores. Incluso en aquella temprana etapa, no me cabía duda de que la utilización peyorativa de “narrativo”, era una crítica formal que simplemente, en aquellos momentos no entraba dentro del canon de material artístico. En cuanto a la banalidad, los temas que mis tutores tachaban como superficiales, para mí eran la esencia de lo que me permitía transcender las circunstancias que me habían sido otorgadas: por mi género, mis orígenes y mis aspiraciones.

Como artistas, tanteamos los límites continuamente: por qué esto sí, por qué esto no:  si es personal, narrativo o funcional, no es arte ; si es decorativo o engañosamente simple, no puede ser alta cultura… Desde mis comienzos, he comprobado una y otra vez que mi trabajo funciona cada vez que me desvío de las pautas establecidas. Una sociedad prescriptiva crea automáticamente sus propias zonas liminales, sus espacios en negativo, donde prosperan otras formas de negociar una realidad que a menudo, no ha sido elegida por el sujeto que la vive. La importancia de los márgenes en mi trabajo y su conexión a la identidad del migrante no son casuales: a pesar de que nunca tracé un plan de acción, mi vida se ha posicionado firmemente en espacios que son siempre otros, desechados, superfluos, extraños. No es casualidad que mucho de lo que se considera “relleno” cultural, es precisamente donde el femenino abyecto, monstruoso, estéril, encuentra su eco de resonancia. En estos márgenes, he encontrado lenguajes que pueden ser una expresión elocuente.

Mi propia distopía The Urban Chick Supremacy Cell, que llevo desarrollando desde 2010, explora la ironía de una feminidad cuya existencia exige la rebelión contra las instituciones patriarcales, producen a la vez curiosa morbosidad y rechazo. La pornografía me ha brindado la oportunidad de explorar un género cinematográfico que destaca por su conservadurismo formal y conceptual. La pornografía no se arriesga, pero yo sí. Cuando lancé The Urban Chick Supremacy Cell, la polarización fue muy marcada: o bien la rechazaban como algo incomprensible que “no es sexo”, o la abrazaban como una patada a la cultura macho dentro de la pornografía.

Cuando sucede fuera del dormitorio y de la pareja, todo acto de intimidad erótica se convierte en resistencia. En mi mente y en mi práctica, el sexo en los márgenes y el arte en los márgenes, corren paralelo el uno al otro, uniéndose frecuentemente. El propuesto paraíso, la tierra liminal, el reducto sin fronteras al margen de la sociedad establecida, es, como escribe Jack Halberstam en “In a Queer Time And Place”, espacio a la vez de promesa y terror. UC-SC utiliza como plataforma el discurso y funcionalidad de la pornografía digital de distribución en la red, para explorar los límites conceptuales y representativos de una sexualidad femenina abyecta. Como artista performativa, me intriga especialmente la escasez de artistas en el mundo del arte, que utilizan al otro como “lienzo de fluidos y sangre” sobre el que proyectar una violencia ritual.

Mujer, migrante, trabajadora sexual, pornógrafa, con formación y dotes artísticas: retrato de la artista como sádica. Ese es, en pocas palabras, el tema que unifica mi práctica en estos momentos. En la pornografía fetichista, he encontrado un canal de conexión con su público. ¿Es el poder y no el sexo, definido como desafiante autosuficiencia, lo verdaderamente obsceno?

 


Martes 3, 16:00h: TALLER «RECREATIVA REVOLUCIONARIA REPUGNANTE: Práctica artística más allá de la cultura oficial».

Este taller es la segunda parte de un evento que consta de una charla impartida por la artista y un invitado. Se recomienda la asistencia a la charla como prerrequisito para situar los temas y preocupaciones centrales en su contexto.

Se pretende crear un fichero de ideas, prácticas y estrategias adaptadas a cada persona creativa, una gramática en cierto modo “rara”, que otorga validez y relevancia a los fenómenos que enriquecen y amplían la gramática y lenguaje del artista, más allá del mundo y la historia del arte. Todo cuanto se rechaza, el producto bruto, sin filtrar, antes de ser adaptado a espacios e instituciones culturales.

Taller dirigido no sólo a artistas plásticos, sino a toda persona que considere que su trabajo entra dentro de la producción creativa. También son bienvenidos los teóricos o curadores de arte, cuyo interés va más allá de las pautas establecidas, que desean explorar su trabajo inspirado por otras formas de creación que reconocen la importancia de disciplinas ajenas al ámbito de arte. Y por supuesto, todos aquellos cuyo trabajo desafíe formatos convencionales.

Referencias:  música, cultura de festivales y clubs; activismo político; acción directa; propaganda; contenido comercial para web; redes sociales; ensayo académico o teórico; tesis doctorales en formatos no convencionales. Prácticas queer; formatos que no encajan en espacios expositivos convencionales; creación sin producto; producción como resistencia; práctica como respuesta a formatos preestablecidos, son los lugares donde nos centraremos para establecer prácticas consideradas carentes de valor cultural.

REFERENTES: John Athey’s Sebastiane; Cosy Fanni Tutti’s tampon babies at Tate Britain; Allen Jones; Nefer Nefer Nefer; Judith/Jack halberstam; Michael Warner; Leo Bersani; Kitty Stryker; Lady Bracknell.

FINALIDAD:

Análisis de una gramática del margen a partir del imaginario de cada artista. Cuando la chispa salta en el punto en que la práctica se aleja de normas y regulaciones, para entrar en territorios considerados abyectos. El rico potencial de lo que se desecha.

POSIBLES EJERCICIOS:

  1. Una vez establecidas formas de producción creativa que no se ciñen dentro de los parámetros del arte, estudiaremos la estrategias utilizadas para incorporar formatos extraños, dentro del círculo mágico de lo que denominamos arte, con especial atención a la clasificación de discursos que legitimizan o desligitimizan ciertas prácticas: los mecanismos y creencias personales de auto-censura que relegan ciertas temas, técnicas o medios a roles auxiliares o desechados.
  2. Estrategias de validación por medio de traición, ruptura o resistencia, moralidad, incorporación de nuevas tecnologías y cambios culturales o personales.
  3. Documentación: este taller será ilustrado con ejemplos de mi trabajo y el de creadores cuya referencia lo han informado.
  4. Se recomienda que los asistentes traigan su propio ordenador portátil o tablet y ejemplos de su trabajo, así como de sus referentes relevantes al sujeto de este taller.

Itziar Bilbao Urrutia

Itziar Bilbao ha trabajado como artista independiente y al margen del circuito del arte, desde el año 2002. Lo que la principio fue un reto, se ha convertido en un espacio alternativo donde ha descubierto herramientas, temas y lugares de trabajo que han contribuido a articular su práctica como artista en espacios y hacia públicos no relacionados tradicionalmente con el arte.

Desde principios de la década del 2000, utiliza la iconografía, lenguaje y performatividad del Femdom (dominación sexual femenina) en su trabajo. El discurso del Femdom, por su condición minoritaria, abyecta y a menudo, queer, posee un gran potencial para replantear discursos hegemónicos sobre los roles de género, tanto visuales, como narrativos o textuales.

Itziar se considera artista, activista y pornógrafa. Su trabajo se posiciona firmemente dentro del discurso feminista, buscando tanto cuestionar como aportar alternativas al interminable debate sobre trabajo sexual, agencia y objetificación.

Proyectos como The Urban Chick Supremacy Cell, funcionan a varios niveles que se complementan y auto-alimentan entre ellos: como contenido comercial para de la industria adulta; como práctica artística; como plataforma de activismo político; y finalmente, como práctica académica.

CV

Nick Kilby

Nick Kilby vive y trabaja en el Norte de Inglaterra, pero viaja a Londres para colaborar con Itziar, en proyectos donde el arte y la perversión se confunden deliberadamente, como es el caso de The Urban Chick Supremacy Cell.

Kilby es un artista de performance, comisario y escritor, que reside en el Norte de Inglaterra. Licenciado en el 2009 por la Leeds Metropolitan University (rebautizada Leeds Beckett University), en práctica de performance contemporánea, ha presentado su trabajo tanto en Reino Unido, como internacionalmente, en eventos individuales y colectivos. Su trabajo utiliza el tiempo y el sonido como medios de expresión performática. En el año 2016 terminó un Master de investigación Mres en la Universidad DMU de Leicester, donde se centró en examinar, de forma tanto práctica como crítica, la relación entre la práctica espiritual esotérica y el ámbito performático contemporáneo. En el año 2014, Kilby tomó parte en la conferencia y simposium The State of Magick/The Magickal State, un evento de dos días que pretendió las pautas se cohesión entre entre academia y práctica esotérica. Nick es también el performer W▲CØ, como miembro del dúo noise ╪ NPA ╪ y es también miembro del New Aktionist Movement. Vive y trabaja en Sheffield, Yorkshire.

CV