Entre_corchetes_Alvaro_Talavera_2014-1

Entre_corchetes_Alvaro_Talavera_2014-2

Nuestro entorno más inmediato está compuesto por todo un conjunto de añadiduras y accesorios diversos que en primera instancia revelan una buena parte de las pertenencias y dependencias más básicas de la sociedad: aparatos de aire acondicionado, antenas, infraestructuras comunes para el acceso a los servicios de telecomunicación, cableado eléctrico, tuberías… Desde su aparición, sobre todo a mediados del siglo XX, el emplazamiento de estas instalaciones en las fachadas de los edificios se ha convertido en una nueva práctica social que acondiciona la vivienda, tanto por dentro (preparándola para ser habitada), como por fuera (interviniéndola).

Entre corchetes es un proyecto fotográfico que documenta esa intervención ciudadana; una intervención pasiva en el espacio público en la que lo colectivo desempeña un papel central. A través de múltiples fachadas de Liverpool, Oporto y Madrid, el proyecto pone de relieve la contaminación visual causada por este tipo de prácticas sociales que, sin ser del todo conscientes, se encuentran consolidadas en todas las clases de la sociedad; hace patente y manifiesta la certeza de que dichos elementos alteran la configuración externa de los edificios y echan por tierra el trabajo de los arquitectos, demostrando una vez más que la arquitectura moderna no está realmente pensada para ser habitada; prueba y muestra que no solo es cierto, sino claro.

Para Bilbao Arte, Entre corchetes sirve de punto de partida para conocer el contexto del País Vasco, a la vez que establece un diálogo entre Bilbao y el resto de ciudades que integran el proyecto. ¿Cómo participan los habitantes de Bilbao en la esfera pública? ¿Cuáles son las huellas que quedan de la actividad humana? ¿Cómo influyen en la construcción del espacio urbano de nuestro imaginario social? ¿Qué subyace tras la sostenibilidad de las viviendas? Estas son algunas de las preguntas que también atraviesan el proyecto.

Álvaro Talavera (Murcia, 1992) es graduado en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid y realiza un máster en Investigación y Creación en Arte en la Universidad del País Vasco. A lo largo de su variada trayectoria artística, Talavera se ha centrado en explorar la difusa línea fronteriza entre lo activo y lo pasivo, incidiendo en aquella condición en la que el sujeto toma parte en una acción de manera inconsciente. Muchos de sus proyectos ponen en juego una serie de canales de participación social que a menudo derivan de las reglas establecidas por norma o por costumbre. Por un lado, su trabajo pretende generar un espacio de reflexión crítica del presente; y, por otro, propone una nebulosa, un estado de incertidumbre y confusión donde el público lucha contra cualquier noción de pasividad.

Talavera ha comisariado recientemente el ciclo de conferencias y talleres de arte sonoro Campus Sonoro en la Universidad del País Vasco y ha expuesto en en el Centro Párraga (Murcia) y en el Bronx Museum of the Arts (Nueva York). Entre 2013 y 2015 ha realizado proyectos en colaboración con artistas como Circumstance, Bill Balaskas, Franck Leibovici, Mattin, Espada y Monleón, Carole Douillard, Teresa Margolles, Adrian Dan, John Richards (Dirty Electronics), Weiwei Jin (Double Wei Factory) y Los Torreznos, lo que le ha llevado a participar en las Picnic Sessions del CA2M Centro de Arte Dos de Mayo, en IN-SONORA y en exposiciones comisariadas por David G. Torres, Chantal Pontbriand, María Inés Rodríguez y Ferran Barenblit.