Camilla Gurgone utiliza papel térmico como metáfora de la memoria, la vida cotidiana, el tiempo y las relaciones sociales. De la misma manera que lo que es importante en el papel térmico desaparece en uno o dos años, incluso los recuerdos, gestos y encuentros diarios desaparecen de nuestra mente.

Los recibos son como «diarios» que registran y documentan los hechos cotidianos, las necesidades básicas, las reuniones y los instantes de la gente, especialmente momentos que son «trivializados»: es por esta razón que incluso los mismos recibos no se almacenan, no se retiran o se tiran poco después de recibirlos. La artista reflexiona sobre el momento histórico en el que vivimos, centrándose en particular en la sobreabundancia a la que estamos expuestos. 

Para este proyecto en particular, Camilla tiene la intención de comenzar un proceso de investigación donde reproducirá una serie de gastos a partir de los recibos encontrados en Bilbao para absorber la cultura del lugar y el alma de los habitantes y de la ciudad. Los medios a utilizar serán la videodocumentación, la fotografía de los gastos y los envases de los productos consumidos transformados en esculturas.

Camilla Gurgone (Capannori, 1997) es una artista que vive y trabaja entre Roma y Lucca. Ha realizado sus estudios superiores entre la Universidad de Bellas Artes de Roma (2016) y  la Facultad de Bellas Artes UPV/EHU, Bilbao (2019-2020). Algunas de sus exposiciones colectivas y bipersonales son: Artisti in natura, comisariada por Claudia Staccioli, Gala Art, Spazio Cerere, Roma, Italia, 2019; Arte in Arti e mestieri 18´prize, comisariada por Mauro Carrera, galleria del Premio Suzzara, Mantova, Italia, 2019; Cosmos, the intimate universe (exposición colectiva) con Gisella Chaudry y Niccolo Calmistro, comisariada por Danilo Lo Piccolo, Rivara Castle y Franz Paludetto. Turin, Italia, 2019; Passaggi, comisariada por Nicolas Martino, Pastificio Cerere, Roma, Italia, 2018. Entre sus principales méritos está haber sido parte de la performance Readers de Michele Welke en Macro, Roma (2019); haber sido seleccionada entre 21 finalistas por el Premio Rotary Club, Bassano del Grappa, Veneto, Italia, 2019; y la obtención de la residencia artística Ascoltare lo spazio en el Seminaria sogninterra, Maranola, Formia, Italia, 2019.