Pienso estos collages en términos de música, ya que responden a una lógica en principio simple, pero que se va complejizando conforme se va desarrollando la técnica. Variaciones en solsticio.25.

Me interesa el término variación, ya que instaura una técnica formal donde usando siempre los mismos elementos, éstos son repetidos de una forma alterada dando lugar a diferentes combinaciones que me llevan a lugares que de antemano no están predeterminados. Esto hace que el proceso se desvele y se vaya definiendo materialmente. En este sentido las variaciones permiten dar vueltas a un mismo tema, donde la forma se vuelve más compleja por un lado y el tema se simplifica hasta convertirlo en un elemento abstracto. Esta técnica me ayuda a llegar a una economía de materiales donde el fin es que cada elemento encuentre su lugar adecuado en el papel.

Este gesto a priori sencillo me acerca a la escultura ya que tanto en ellos como en mi proceso escultórico intento abordar cuestiones de forma y de espacio, de contorno y de color, de estructura y de organización. Me interesa esta técnica por lo directa que es, el papel recortado me facilita el dibujo sobre el color y una construcción directa mediante la confrontación de colores.

Claudia Rebeca Lorenzo es artista residente en Bilbao. Realizó el Master de investigación y creación en la UPV/EHU (Bilbao) y ha participado en la escuela de arte experimental Kalostra (San Sebastián) y en el Programa de Estudios Independientes del MACBA (Barcelona) dirigido por Paul B. Preciado. En 2019 ha sido artista en residencia en Tabakalera (San Sebastián). Entre sus exposiciones más recientes destacan Estudiotik at.Cinco años de creación, Tabakalera, Generaciones 2020, La Casa Encendida, Madrid y BI, DOS, TWO, Azkuna Zentroa, Bilbao.