Colectivo Rudera es un marco de trabajo abierto, colaborativo y transdisciplinario, con una perspectiva feminista, ecologista y anarquista sobre la crisis ecosocial. Los miembros permanentes son Anat Moss y Jara Roset. Nuestro enfoque actual está en el trabajo sonoro y lumínico, acciones sitespecific y la actuación en vivo. Englobamos nuestro trabajo en torno al concepto de rituales electropaganos; Una práctica de espiritualidad especulativa que tiene como objetivo liberar la mente de los valores de la sociedad capitalista cimentados en la religión patriarcal. Nos inspira la idea de Templo como espacio que albergador de estas acciones, lugar de escucha activa y meditación.