IMAGEN

El proyecto toma como punto de partida la emblemática enciclopedia vasca Auñamendi. Signo de una época en la que se propulsaba la creación de un imaginario y más premisas culturales propias. La enciclopedia como símbolo del imaginario colectivo nos ofrece la oportunidad de acceder al concepto de lo vasco y a la imagen de un tiempo. La operación artística se basa en reducir a una sola imagen cada uno de los tomos de dicha enciclopedia. Para ello, fotocopiaríamos cada una de las páginas del tomo en un único folio. Es decir, las páginas del tomo se irán superponiendo unas con otras, de tal modo que obtendremos una sola fotocopia de todas ellas. Se trata de un proyecto que explora la operación reduccionista de creación del imaginario vasco. Con ello se pretende poner de relieve como la producción de identidad, pasa por un proceso de reducción, síntesis y simplificación de una cultura que termina por proyectar una imagen borrosa, confusa. Ésta imagen, esta creación de la imagen colectiva, siempre termina por ofrecer un cliché, un empastamiento que nunca es capaz de dar cuenta de los matices y de las riquezas de un contexto. Con ello se pretende mostrar como este ejercicio de querer agrupar y sintetizar da como resultado una imagen confusa, borrosa e ilegible de todo el contenido del tomo, de todo el contenido de lo que la cultura vasca se supone que ha de ser. El proyecto ofrece así, 18 tomos reducidos a 18 imágenes. Una enciclopedia, una producción del imaginario vasco reducido a 18 imágenes ilegibles.

ESCULTURA 

La otra parte del proyecto propone una inversión entre los conceptos de soporte y objeto artístico. Para ello, se toma como punto de partida la relación que las piezas y sus contenedores articulan. En esta ocasión, se trata de poner en valor plástico, formal y material, el objeto contenedor, liberándolo de la sumisión a la función residual respecto del contenido. Propongo una serie de piezas que toman como eje de partida las cajas de embalaje, y en concreto, los elementos característicos dedicados a la protección de la “pieza” de la “obra” que suelen contener. El objetivo del proyecto es el de crear una serie de piezas que imiten la formas de estos elementos aislantes y protectores, piezas normalmente desechables. Se trata pues, de crear piezas que formalmente remitan a estos elementos protectores pero que estén creadas con el ahínco material y con el mimo que se le suele otorgar a una pieza escultórica. Es por ello que las mencionadas formas de los elementos aislantes que usualmente son de polímero extruido, serán talladas en mármol. Así, ese elemento ligero, efímero y de relleno, que cumple la función de cobijar el valioso contenido se ve subvertido y se estudia y reproduce como objeto artístico. Una caja llena de gusanos de acolchado, que en vez de ligeros y blandos son piezas talladas una a una en mármol blanco de carrara. 

Iago Rey de la Fuente (Zarautz, 1977) Licenciado en Bellas artes (EHU/UPV).