Ibai es arquitecto y Miel artista, la tercera persona que los presenta es un texto. El texto, está siendo utilizado a modo de recipiente, y ambos le hacen pequeñas muescas de diferentes intensidades. Porque son dos personas, pero el recipiente es uno. Esto es aplicable a todo y les parece importante tenerlo en cuenta.

Parto, de unos dibujos que apodo Escenas Sketchup, de unos textos específicos que apodo Grafitis, y de un material que todavía no apodo pero que compara compulsivamente la distribución de los objetos en el Leroy Merlin, en un bazar chino y en una joyería. Lo que estos tres trabajos tienen en común, es que se articulan desde la relación espacial/ semántica entre los objetos informados y las palabras decodificables. En este punto, el proyecto constituiría una posibilidad de realizar diferentes ejercicios que puedan funcionar como traducción de las relaciones mencionadas en diferentes intensidades.

Interesado en resistencias localizadas en zonas rurbanas. Experimenté una confrontación entre disciplina y pensamiento arquitectónico, que me llevó a investigar conceptos como, la representación, el dispositivo, las relaciones de poder o el anónimo. Desde entonces, trabajo la relación que se da entre objeto, espacio y cuerpo. En una búsqueda de nuevos relatos que se muestren en contra del purismo y aislacionismo disciplinar.