«Los dos Javis» de la serie barrio de Moral. Instalación. 2018. Vista de la exposición «Moralzarzal» en NN, La Plata, Argentina.

«Carro Nº5» de la serie nigredo cripta park. Instalación. 2017. Vista de la exposición «Kontuz» en Alkolea-beach, Donostia.

Pandillas palaciegas. Jóvenes e identidades disidentes en Bilbao y sus márgenes.

«Pandillas palaciegas» es un proyecto fotográfico y de instalaciones que es continuación de “Navajeros. Cartografía de juventudes e identidades”, proyecto con el que viajamos a Bilbao en 2017 para investigar la cultura punk local.

Estudiando los filmes de Eloy de la Iglesia que transcurrían en dicha ciudad buscamos los sitios apropiados por estos jóvenes y nos encontramos con una generación implicada en una nueva cultura queer. Con el material conseguido realizamos dos exposiciones, más enfocadas en el retrato fotográfico.

Al retornar a Buenos Aires realizamos una performance con el Niño de Elche a quien recibimos en nuestra ciudad. En una fábrica abandonada integramos aquellos retratos de jóvenes que tomamos en Bilbao a nuevas instalaciones que activamos sonoramente con trucos de skate y golpes de nudillos.

Planteado este recorrido nos proponemos dar el siguiente paso, para el que será necesario vivir Bilbao. Con este nuevo proyecto queremos profundizar ese registro de la vida cotidiana de jóvenes que ya conocimos y de otros por conocer, entablando una relación con los personajes hacia adentro de su propios mundos.

Con “Pandillas palaciegas” nos avocaremos a la construcción de soportes específicos pensados para los distintos grupos de jóvenes con los que trabajemos, en los que agruparemos retratos fotográficos de estos, objetos personales e información contextual. Estos sub-palacios alegóricos remitirán a aquellos refugios donde las identidades disidentes se emancipan, integrando a la morfología instalativa ya ensayada los nuevos rostros y relatos de los jóvenes de Bilbo.

Los Picoletos —Dante Litvak (1990) y Fabro Tranchida (1987)— es un dúo de artistas argentinos que indaga, a través de la fotografía y la instalación, sobre identidades juveniles y la cultura queer-punk y skater.

Han ganado recientemente el Premio Kenneth Kemble, el Premio Itaú (mención honor) y la Beca Colección Oxenford. Entre sus últimos trabajos destacan: “Nudillos rotos” (performance junto al Niño de Elche), “Moralzarzal” (expo en NN, La Plata Argentina), “Navajeros” (expo en Factoría de arte y desarrollo, Madrid) y “Kontuz” (expo en Alkolea-Beach, Donostia).

Han cursado estudios en artes. También dictan seminarios y talleres en calidad de docentes.