Money can erase anything, consiste en una serie de láminas de gran formato realizadas con plata rascable mediante la técnica de serigrafía. 

El proyecto versa sobre casos de corrupción económica que involucran grandes cantidades de dinero (a menudo fondos públicos) en los que las penas se han visto rebajadas o anuladas debido a prestaciones económicas o poder ejecutivo de los implicados. Igual que esos casos de corrupción han sido “borrados con dinero”, las estampas están en riesgo de desaparecer a golpe de rasca de moneda. 

Miraim Inza. En la mayoría de mis trabajos y propuestas artísticas prevalece el plano conceptual y por tanto mi práctica es transdisciplinar por naturaleza. Aunque a menudo se imponen la imagen gráfica y las técnicas de impresión en proyectos como la edición risográfica A patient waiter is no loser (2017), la memoria del proyecto Común-icación, Inter-ferencia, Trans-ducción (2018) o la exposición Prohibido fijar carteles (2019).