GABINETE DE HUMUSIDADES CULTURALES es un proyecto teórico-práctico que adopta el análisis del contexto cultural específico del País Vasco como tema de la práctica artística.

El objetivo de esta propuesta es el desarrollo de un corpus formal derivado de una práctica artística que aborda la práctica en sí. Esto requiere volver la mirada hacia el contexto de la producción artística y cultural local y las condiciones en las que se produce, haciendo del análisis del contexto motor del trabajo personal. 

Para ello, tomo como referente la línea de pensamiento que revisa la reproducción de un sistema económico que, a gran escala, esquilma los recursos del planeta y que, a mediana y pequeña escala, precariza las diversas formas (y modos) de vida. Para la revisión de esquemas obsoletos como para la especulación sobre otros posibles modos de hacer, resulta de inspiración el trabajo reciente de la pensadora feminista Donna Haraway, de quien he tomado la expresión “humusidad”.

En este sentido, la humusidad se presenta como una cualidad que, además de connotar los ciclos de descomposición de lo ya caduco para la regeneración de los nutrientes necesarios para un suelo (contexto) enriquecido, implica aquello que escapa de cualquier intento de catalogación absoluta. La humusidad de la que se habla aquí, se entiende como la riqueza de relaciones que se establecen entre los organismos existentes en el ámbito artístico y cultural local. Por eso, esta propuesta plástica actúa como un zoom que amplia progresivamente una muestra de suelo-contexto para su estudio, con el objetivo de exteriorizar la infinidad de formas que pueden adoptar dichas humusidades.

En resumen, mediante la superposición de pliegos de papel semi-translúcido e impresos, se quiere dar inicio a la tarea de recopilación y archivado de este particular Gabinete a partir de la creación de un repositorio de formas que den cuenta de las diferentes tipologías de humusidades presentes en este ecosistema en constante mutación.