Asfáltica es un proyecto expositivo que reúne varios procesos (2019-2020) con esculturas inéditas que realicé frente a una sensación de oscuridad vibrante. Abordan precisamente el potencial de ubicarse en la oscuridad, en un no saber muy bien hacia donde, el tanteo, y lo oculto. Es exactamente en ese lugar donde encontré una vibración que producía movimiento.

La serie de obras que se expondrán tienen que ver con dos síntomas que percibo ligados al tecno-heroísmo actuales. El primero, la distópica sensación del uso de la datificación y digitalización de nuestros cuerpos. El segundo, la utilización de fármacos y dispositivos que median en nuestros vínculos afectivos.

Con distancia, veo que en estas obras especulé a tráves de formas (im)probables sin imaginar futuros alternativos. Tal vez se acercan más a la noción de Ursula K. Le Guin, que percibía su ficción más como una bolsa de recolecta, más cercana a la realidad, al realismo, que a la mitología.

En la exposición se mostrará el documental “He aprendido tu lenguaje para poder conservar mi lengua” (2020) sobre estos procesos y estará disponible en Vimeo a partir de la inauguración. Fue realizado en colaboración con Alfonso Álvarez y muestra los procesos en colaboración con Aizpea Lasa Villa y Dani Hernández, Data y Crush, de los dos cuerpos de obra principales.

Raquel Asensi  es artista ceramista cyborg. Investiga sobre la influencia de las perspectivas feministas en el arte en cerámica. Su obra ha sido expuesta en espacios como Sala Rekalde, Juntas Generales de Bizkaia, Getxoarte, entre otros. Ha realizado performance individuales en BilbaoArte o Sarean, y colectivamente junto a Spoken Word Bilbao en Azkuna Zentroa.