“El desierto que somos” es una propuesta para la Beca Otaola Ubieta 2023, que explora la imagen y los procesos escultóricos con cristal de Murano y cerámica. Si bien esta propuesta es escultórica, también se inscribe en el campo audiovisual mediante el uso de grabaciones y proyecciones. Estas últimas acompañarán a la piezas, para generar un paisaje en el que se cruza la imagen líquida y el sonido.

El trabajo artístico que desarrollo utiliza diferentes lenguajes, entre la cerámica, procesos sociales colaborativos y nuevas tecnologías, para generar cartografías que miran a la complejidad del territorio, produciendo piezas que registran diferentes experiencias (conversaciones, registros en 3D de detalles encontrados, recorridos geolocalizados…) en múltiples escalas.