Sin título

Óleo sobre lienzo
140 x 103 cm

Pintura garaikidearen gai nagusietako bat da gaur egungo gai eta tresnetatik bidimentsionaltasuna lantzeko formula berriak etengabe bilatzea. Horixe da Alberto Urkizaren lanaren abiapuntua, esperimentazio etengabeaz baliatzen baita maila formalean, baita erabiltzen dituen materialei dagokienez ere, dela pinturarako, dela argazki-serieetarako, dela instalazioetarako. Horrekin, Urkizak ez du erabat originala izan nahi -gai hori ekoizpen artistikoaren esparruan gainditua dago-, baizik eta, hain zuzen ere, lehendik zegoen teknika, formula edo egitura narratibo ororekin jolastu nahi du, irudiaren esperientzian oinarrituta sintetizatzeko.

Bere lana, normalean, ustekabeko edo ustekabeko estimulu batetik eratortzen da, irtenbide formal berriak bilatzeko motibazio gisa balio diona. Ildo horretan, bere pintura gertakarien ikuspegi fisikotik eta aurrerapena zalantzan jarriz lantzen da, norabide bakarreko prozesu lineal gisa.

Una de las grandes cuestiones de la pintura contemporánea es la búsqueda constante de nuevas fórmulas para trabajar la bidimensionalidad desde temas y herramientas de actualidad. Este es el punto de partida de la obra de Alberto Urquiza al servirse de la experimentación constante a nivel formal y también en relación a los materiales que utiliza, ya sea para su pintura, sus series fotográficas o instalaciones. Urquiza no pretende con esto ser radicalmente original -tema superado hoy en la esfera de la producción artística-, sino jugar precisamente con toda técnica, fórmula o estructura narrativa preexistente para sintetizarlas desde su experiencia de la imagen. 

Su trabajo deriva generalmente de un estímulo accidental o casual que le sirve de motivación para la búsqueda de nuevas soluciones formales. En este sentido, su pintura es tratada desde la perspectiva física de los acontecimientos y el cuestionamiento del progreso como un proceso lineal y de sentido unidireccional.

Ir a la ficha del artista >>