Sistemas de focos cegadores, entramados de cables de acero, estacas de distintas alturas, mallas antitrepa y concertinas barbadas son algunos de los obstáculos prácticamente infranqueables a los que se enfrentan los inmigrantes «sin papeles» en su huida de la miseria.

Atrapados como estamos en la actual pandemia y sufridores de sus tremendas consecuencias a todos los niveles, inconscientemente, muchas otras problemáticas ya existentes con anterioridad se han visto empañadas y relegadas a segundos planos.

Este proyecto pone el foco de atención en la problemática político-social de la migración y pretende representar la cruda y controvertida realidad de las triples vallas mediante un universo creativo en el que armonicen imágenes de gran vitalidad, tanto por su valor perturbador como por su carga emotiva y su fantasía plástica.

La fase I del trabajo se ha llevado a cabo mediante técnicas gráficas mientras que la fase II aunque también contará con nuevos grabados se ampliará con obras pictóricas sobre lienzos 3D.

En esta última fase se incluirán imágenes de peines invertidos y otras estructuras que
se están instalando en la Valla de Melilla como consecuencia de la reforma del entramado fronterizo que el gobierno está llevando a cabo en un intento de suavizar los desgarradores efectos causados por las concertinas. 

La exposición pública de este proyecto tendrá lugar en Arteztu Gallery de Donosti y consistirá en el recubrimiento de dos de las pareces de la galería con las matrices de los grabados y los lienzos 3D encadenados a modo de simulación de entramado fronterizo, mientras que la obra gráfica se instalará estratégicamente en el resto de las paredes de la sala expositiva buscando la concordancia de todas las obras, en un intento de hacer llegar al público visitante una sensación de cerramiento perimetral que incite a cada uno a sus propias reflexiones.