El 21 de diciembre de 2020 a las 19:00 h. BilbaoArte acoge la conferencia y proyección «Extimidades» de la mano de la artista-fotógrafa Jessica Llorente con aforo limitado. Reserva de asientos a través del teléfono 94 415 50 97 en el mismo día a partir de las 9:00 horas. Uso de mascarilla obligatorio.

La pandemia ha desvelado las precarias relaciones entre espacio público y ciudad. El control de la enfermedad obliga a repensar la coordenada de valores adheridos a las prácticas de la intimidad (seguridad, privacidad, afectividad) y “extimidad” (convivencia, anonimia, disciplina). La cámara rastrea el espacio público como significante ausente (sus semáforos significando ante nadie, sus plazas de las que se ha evacuado la vida) pero no halla en ninguna parte la ciudad. El lenguaje de la ausencia suele abocar a discursos de una plasticidad a veces obvia y redundante. Pero la imagen que sabe que hay un límite que la cámara no puede franquear tan fácilmente, donde se conserva de manera excepcional la vida y la existencia se ocluye temporalmente, esa es una imagen consciente de su propio fracaso. No hay vistas de pájaro, ni composiciones de vacua espectacularidad, no se “parque-tematiza” el silencio de las calles, ni se “disneyfica” la trama urbana desierta. La mirada, sencillamente a la altura de los ojos de una figura humana, comienza a arañar presencias. Casi de un modo estratigráfico va arañando capas en que la intimidad aflora a los paños de los edificios. Extimidades. Ni exactamente dentro, ni perfectamente afuera: en la inexactitud de un balcón, una terraza, una ventana, la vida se asoma a un exterior que sigue impregnado de intimidades, circula por el intersticio en que éstas se muestran a un ojo que no debería estar ahí, pero que es el dato excepcional, indisciplinado y sensible que la calle debe exigir una vez más. Precisamente esta vez.

La obra de Jessica Llorente busca representar la identidad de un sujeto difunto, que ha abandonado el ego o que está deshabitado. Y lo hace a través de la superficie que esa identidad ha dejado vacía, sus residuos, rastros y huellas. El vídeo y la fotografía son las principales herramientas empleadas para capturar todos estos motivos: una búsqueda del profundo “ser” dentro del sujeto que se revela ante su objetivo. Ha recibido el 2º Premio ERTIBIL (2008, por “Karola”) y el 1er Premio IKASART (2010, por su obra “Bucle”).  En 2012 desarrolló en China el proyecto de fotografía y video titulado “Polos” (2012) becada por la Diputación Foral de Bizkaia. Algunas de sus piezas han sido programadas en distintas ediciones del festival Internacional de Cine de Bilbao ZINEBI (en 2016, “El futuro que imaginamos en la niñez” y en 2020 “Extimidades”). Ha formado parte de exposiciones organizadas por centros de arte internacionales como la Bienal SIART en La Paz (Bolivia) o el Centro de Arte Planet Suvilahti de Helsinki (Finlandia, 2018), en este último caso con su pieza “Esto (no) es un homenaje”. En 2019 realizó en el Museo Guggenheim Bilbao la performance “La indescriptible”, dentro del Festival MEM. Este año su obra ha sido incluida en la Colectiva “Only Women II” del Centro Nacional de Fotografía de Torrelavega así como en la exposición “20 cuerpos 20 artistas” del Museo de Reproducciones de Bilbao.