Del 6 al 20 de noviembre de 2020 el Patio de Cristal de BilbaoArte acoge una exposición colectiva de fotografía con las obras ganadoras del certamen internacional ExperimentoBio 2020.

Los artistas participantes son Roi Alonso Padín con “Branco roto” (1º premio), Gionatan Tecle con “Breathing zone” (2º premio) además de Maria Dinini con “Skin changes identity” y Guilherme Bergamini “Contradictions” (ambas menciones especiales).

El objetivo de este certamen es ser un locus de encuentro e intercambio entre creadores que investiguen en el campo de la fotografía, un escaparate desde el que visibilizar las propuestas artísticas más arriesgadas y novedosas.

La muestra abrirá sus puertas el viernes 6 de noviembre a las 18:00 horas y podrá visitarse de lunes a viernes en horario de 17:30 a 20:30 h.

Entrada libre bajo aforo limitado. Uso de mascarilla obligatorio.

1º premio: “Branco roto”, Roi Alonso Padín

El artista Roi Alonso Padin juega a través de esta serie con la luz, la forma, el encuadre… para llevarnos a una abstracción casi pictórica.
La delicadeza de las formas, generan un equilibrio que transmite serenidad y calma. Equilibrio y delicadeza que me hacen recordar los artistas renacentistas, en la búsqueda de la perfección en las dimensiones y formas.
Lleva a la reflexión sobre el espacio y como lo percibimos… casi podemos respirarlo, sentirlo y tocarlo.
Cada fotografía del conjunto parece hablar con las demás en una necesidad de relacionarse para explicar el contexto y profundizar en el concepto de la serie.
Estimula la curiosidad incitando a adivinar de donde procede la forma, el lugar y cómo se ha hecho la foto. Juega de este modo con el espectador, llevándole al mundo del trampantojo.

Pilar Baizán

2º premio: “Breathing zone”, Gionatan Tecle

Esta serie de Gionatan Tecle refleja y transmite perfectamente esa burbuja social llevada al entorno privado a causa del Covid-19.
El uso de la luz, que apenas entra a través de las cortinas, dejando pasar algo de oxigeno del exterior hacia un espacio denso, pesado y agobiante; un espacio oscuro y tenso que a través de los encuadres y formato cinematográfico, consigue ese distanciamiento y sensación de irrealidad de la situación.
Las luces y sombras dibujan unos cuerpos que casi parecen fantasmas en un entorno complicado y frio.
Se puede percibir cierto desasosiego y sensación de distopía, aunque sea ya una situación real y palpable la que nos muestra.

Pilar Baizán

Erakusketa: «EXPERIMENTOBIO 2020»