Los tardes de los días 8 y 9 de julio de 2021, el Patio de Cristal de BilbaoArte acoge el seminario «Pandemonio. Retóricas iconográficas en tiempos convulsos», con cuatro ponencias de la mano de los y las artistas Leticia Gaspar, Marta Piñol, Iñaki Arzoz y Txaro Arrazola.

Esta actividad se sitúa dentro de «BAGI! Bilbao Arte Gela Irekia», un programa de formación, reflexión, acción y crítica del arte contemporáneo de y en Euskadi promovido por el Ayuntamiento de Bilbao, en el marco del Plan Extraordinario Bilbao Aurrera 2021.

La matrícula de asistencia será de 20 euros (reducida a 12 euros para artistas BilbaoArte, estudiantes UPV/EHU, jubilados y parados) y se atenderá por riguroso orden de inscripción. Se ofrece también la posibilidad de asistir de forma virtual con un coste único de 5 euros.

Aforo previsto de entre 20 y 25 personas. Los asistentes presenciales recibirán un documento acreditativo de haber participado.

Pandemonio

/

Retóricas iconográficas en tiempos convulsos

La rueda continúa su giro, trayendo de vuelta aquello que otrora dejó atrás.
A lo largo de la historia se han sucedido diferentes epidemias víricas o bacteriológicas, con las subsiguientes crisis y cambios a nivel social, político, económico, etc. Intentando hacer frente a la expansión de la enfermedad, se tomaron diversas medidas socio-sanitarias, como pueden ser el aislamiento o la cuarentena; medidas estas que vemos retomar.
En la actualidad hemos asistido a un cambio drástico en nuestros patrones de comportamiento, movilidad u organización social, familiar y laboral. El Covid-19, así como las medidas preventivas adoptadas, han transformado nuestro día a día.

Vivimos una situación paradójica, por un lado, nos vemos en la necesidad de adoptar y respetar una serie de medidas para protegernos de la extensión del virus. Por otro lado, el descontento y la desconfianza hacia las autoridades, instituciones o farmacéuticas, va en aumento. La crispación social es palpable. No son pocos los que señalan una pérdida de libertades y la institucionalización del miedo como herramienta para la sustracción de derechos.
Adicionalmente, más allá de las desavenencias entre lo que podemos considerar estrategias de control social o de gestión de la pandemia; proliferan informaciones falsas y sesgadas cuya intención no es otra que la confusión, así como la activación de ideologías de extrema derecha y su inserción en el panorama político.

En este clima de descontento, miedo y confusión, la aceptación de medidas restrictivas es desigual, razón por la cual se incrementa el uso de las fuerzas policiales. No solo esto, sino que individualmente nos hemos convertido en observadores desconfiados, vecinos recelosos.
La contienda emocional es muy compleja e incluso neurótica, alternando entre la prudencia y el deseo de obviar las normas establecidas. Entre la responsabilidad y el hartazgo. Es el caldo de cultivo idóneo para los quiebros, para la aparición de sombras, fantasmas y monstruos. Seres híbridos y bastardos que reflejan nuestra escisión: sumisión o cumplimiento, pero también una eventual voluntad de rebelión.

En este discurrir, y considerando que el feminismo tiene una posición más que merecida en las corrientes de pensamiento crítico contemporáneo, es interesante recordar la propuesta Cyborg de Donna Haraway, en el sentido en el que posibilita pensar lo posthumano.
Rosi Braidotti señala que estamos en un momento de crítica del antropocentrismo, cuestionando la posición central del ser humano con respecto a otras especies. Debate que adquiere una relevancia más que justificada en relación al origen de esta nueva pandemia.
Es, además, una herramienta para desvincular el sujeto Mujer de los esencialismos. Un concepto que impele a reflexionar sobre el género, sobre los límites entre lo humano, la máquina y lo animal, entre lo natural y lo artificial.
En definitiva, los cyborgs, figuras quiméricas, híbridos o mutantes, subvirtiendo la dualidad institucionalizada, alumbran seres que cuestionan las dinámicas de poder hegemónicas.

Teniendo en consideración que estamos viviendo una situación que hace un año habríamos considerado una distopía ficcional, propongo un ejercicio creativo, un acto de reflexión. Partiendo de dos campos, la iconografía medieval y la ciencia ficción, creemos monstruos, seres híbridos que habiten los márgenes y perturben lo cotidiano.
Podemos, hasta cierto punto, ver estos campos como parte del pasado y del futuro; si bien la temporalidad parece desdibujarse ante cierto tipo de preocupaciones compartidas. En ambos ámbitos podemos encontrar una voluntad de conjugar fantasmas, miedos, inquietudes, deseos.
En la primera, observamos imágenes que hacen palpables temores de orden religioso o secular, enfermedades, prejuicios, machismos, etc. Las fauces en llamas del averno, santos que llevan la piel colgada del brazo, personajes pustulentos, brujas o mujeres que corren desnudas mientras serpientes muerden sus pechos, gatos que roban penes.
Los códices albergan un corpus de imágenes de gran interés, tanto conceptual como estético. Es por ello que los propongo como punto de partida para elaborar códigos personales.

Por su parte, la ciencia ficción ha vaticinado en más de una ocasión, y con éxito, futuros distópicos; lo cuales incluyen la manipulación de la información, la represión de la sociedad o la vigilancia masiva. Es así, un campo prolijo para la imaginación y la reflexión, muy capaz de traer a colación cuestiones que están por venir o que están ya instauradas.
Asimismo, tiene el potencial de ser una herramienta de reflexión con grandes posibilidades, abordando temas como las opresiones de sexo, de etnia o los colonialismos.
En palabras de Haraway (1991): “En la ciencia ficción feminista, los monstruos cyborg definen posibilidades políticas y límites bastante diferentes de los propuestos por la ficción mundana del Hombre y de la Mujer”.

En definitiva, la hibridación de estas dos herramientas reflexivas, la iconografía y la ciencia ficción, es, en sí misma un acto monstruoso pero, sobre todo, un exorcismo para las vivencias de este último año. Un intento por configurar algún sentido para este pandemonio que nos desborda. Cuando todos los demonios andan sueltos, reunámonos para celebrarlo en la capital del infierno.
Y quizá en este devenir podamos dar con algún monstruo positivo, mutantes nómades; de esos que derivan del pensamiento de Haraway o Braidotti, que en lugar de incidir en lo abyecto, lo que no es humano, reivindican nuevos sujetos en constante devenir.

Jueves 8 de julio, 16:00 – 17:30

Comer imágenes, digerir pensamientos: de la asunción estética a la reflexión crítica
Leticia Gaspar García

Una introducción a las jornadas y el taller, presentando el proyecto que aquí se propone. Se hablará sobre la importancia de observar/producir imágenes u obras a través de herramientas de análisis reflexivas.

Los contenidos visuales tienen una presencia creciente en nuestra sociedad, pero no les hemos prestado la atención que precisan; de hecho, y pese a que vivimos rodeados de imágenes, la asunción acrítica de su significación es una constante. Tenemos pendiente poner en marcha, y de manera generalizada, herramientas para el análisis crítico de las imágenes. Los contenidos ideológicos de estos productos pasan desapercibidos en cuanto a su configuración semántica. Es decir, los valores implícitos en dichas representaciones se asumen sin el ejercicio de la razón, configurando unos imaginarios compartidos que, con frecuencia, adolecen de sentido reflexivo. De esta forma, las ideologías patriarcales, androcéntricas y heterosexistas son asumidas de forma colectiva en forma de prejuicios, obviando, por lo general, esa complicidad necesaria que exige su funcionar.

Sobre Leticia Gaspar García

Leticia Gaspar. Doctora en Bellas Artes por la UPV/EHU (2000). Compagina la labor docente en la EHU/UPV con la investigación y la práctica artística. Es colaboradora del grupo de investigación “Arte, Investigación y Feminismos” UPV/EHU desde 2017 y ha participado en el grupo “Investigación en Arte Contemporáneo” UPV/EHU, 2011-16. Ha recibido una Beca FPI de la UPV/EHU, así como una Ayuda de movilidad de Investigadores, que le permitió pasar una estancia de tres meses en la New York University Steinhardt School of Culture, Education, and Human Development. Estancia que complementó una anterior realizada en la Biblioteca del Edinburgh College of Art. En 2018 participó como ponente y en la organización de: “Arte, investigación y feminismos”. EHU/UPV; y en 2010 como ponente en “Imágenes en tensión: sobre la ausencia y la presencia del cuerpo en las problemáticas de género”, en la misma universidad. En cuanto a la pintura, ha percibido becas como la concedida por la Fundación BilbaoArte para la realización de proyectos artísticos (2018) o la de la Diputación Foral de Bizkaia en la modalidad artes visuales (2015). Ha recibido diferentes premios y distinciones, principalmente en el campo de la pintura. Entre ellos las adquisiciones en la XX Bienal internacional de arte de Cerveira 2018 y en el XLIX Concurso de Pintura y Dibujo “Ciudad de Tomelloso” 2017 o el 1º Premio en el XLVIII Premios Ciudad de Alcalá Artes Visuales 2017.

Jueves 8 de julio, 18:00 – 19:30

Imaginar mundos. Quimeras y posibles.
Marta Piñol Lloret

Todas las culturas y sociedades han creado y conceptualizado sus monstruos, así como los han dotado de una determinada iconografía. Es decir, resulta imposible separar estas criaturas de su dimensión visual: los monstruos son para ser vistos. En esta intervención, nos aproximaremos a su configuración y características, cambiantes a lo largo del tiempo, para ver de qué manera se han empleado para representar cuestiones como la otredad, el miedo o el deseo. Así, nos acercaremos a algunas de sus representaciones y definiciones desde la Antigüedad en tanto que seres que remiten a lo extraordinario y a lo desconocido, pasando por la Edad Media y sus bestiarios, su caracterización desde el ámbito religioso y su rol como ornamento en las drôleries, así como valorando qué acomodo encontraron en la época moderna. Un punto de inflexión clave lo constituye el Siglo de las Luces a causa del auge de la ciencia y las taxonomías, del mismo modo que contemplaremos las ideas desplegadas por la teratología. Del siglo XIX valoraremos el auge de la fantasía y la conexión entre algunas criaturas y el erotismo, las conexiones de todo ello con el nacimiento de la fotografía y del cine, y atenderemos a qué nos ha llegado, de todo este complejo panorama, en los siglos XX y XXI. Asimismo, nos centraremos en un caso especialmente relevante y complejo que nos permitirá transitar desde la Antigüedad hasta el mundo contemporáneo: el hombre (y la mujer) lobo. 

Sobre Marta Piñol Lloret

Marta Piñol Lloret. Doctora en Historia del Arte por la Universidad de Barcelona, profesora en esta misma universidad, en ESCAC, en la UIC y en la UOC. Imparte clases de Historia del Cine, de Historia y Teoría de la Fotografía, de Cine Documental, de Cine y Cultura Visual, de Cine y Artes Visuales o de Ética y sostenibilidad en el diseño. Cursó la licenciatura de Historia del Arte, el Máster en Estudios Avanzados en Historia del Arte y el Doctorado en la Universidad de Barcelona, obteniendo en los tres casos el premio extraordinario, así como su tesis doctoral recibió el premio Claustro de Doctores de la UB. Ha participado en congresos, ha publicado artículos y es editora de varios libros, entre los que destacan Imaginar mundos. Tiempo y memoria en la ciencia ficción (Sans Soleil Ediciones, 2019), Relaciones ocultas. Símbolos, alquímia y esoterisme en el arte (Sans Soleil Ediciones, 2018), Monstruos y monstruosidades (Sans Soleil Ediciones, 2015); traducción y edición comentada del libro El Greco, de S. Eisenstein (Sans Soleil Ediciones, 2019); o coedición juntament amb el Dr. Monterde de Crónica de un desencuentro (IVAC, 2015). Es autora de los libros Con las maletas a otra parte. La emigración española hacia Europa en el cine (Sans Soleil Ediciones, 2020) y Europa como refugio. Reflejos fílmicos de los exilios españoles (Edicions de la UB, 2020). Ha sido investigadora invitada en la Université Toulouse Jean Jaurès.

Viernes 9 de julio, 16:00 – 17:30

AntiLovecraft o la rebelión quimérica. Una historieta imaginera de la distopía monstruosa.
Iñaki Arzoz

El nuevo concepto funcional de la distopía como nueva utopía conformista del capitalismo colapsista ha cancelado el proyecto crítico de la ciencia ficción. Frente a este estado de cosas, irrumpe en el subgénero del terror una nueva generación de creadoras que revisan el paradigma patriarcalista/racista de Lovecraft, de N. K. Jemisin a Mariana Enríquez, que tiene su deriva en el cine de terror mainstream. 

En este contexto, la nueva imaginería de lo monstruoso contemporáneo revela un panorama de resistencia antinormativa y de clase que revisa el panteón teratológico moderno -alien, mutante, androide, zombi- y reincorpora otras figuras como la bruja.

A partir de la filosofía del realismo especulativo, de ensayistas feministas como Donna Haraway, Silvia Federici o Layla Martínez y otros autores como Paul B. Preciado, se intentará ofrecer algunas claves tentativas de la cancelación del futuro como idea fuerza y de la transformación de la iconografía de la quimera contemporánea. Una historieta visual de hipótesis a través de imágenes comentadas del devenir monstruoso hacia un nuevo presente imaginario.

Sobre Iñaki Arzoz

Iñaki Arzoz (Iruñea, 1966) Pintor, profesor de arte y ensayista. Bajo el heterónimo Cibergolem y en colaboración con Andoni Alonso ha publicado, entre otros títulos sobre filosofía de la tecnología, cibercultura y política: Euskal Herri digital 1.0 (Gaiak, 1999), La Nueva Ciudad de Dios. Un juego cibercultural sobre el tecno-hermetismo (Siruela, 2002), Carta al homo ciberneticus (Edaf, 2003), Basque Cyberculture. From Digital Euskadi to CyberEuskalherria (University of Nevada, 2003), La quinta columa digital. Antitratado comunal de hiperpolítica (Gedisa, 2005), El desencanto del progreso (Dykinson, 2021) y traducido Mirrorshades. Una antología ciberpunk (Siruela, 1998). Ha participado en numerosas exposiciones, cursos y publicaciones sobre arte contemporáneo, cultura vasca, ciencia ficción, etc. Sobre la iconografía del monstruo ha publicado artículos como Bestiario contemporáneo, Bestiario del futuro, Destino cyborg. Breve antología del cyborg vasco o La estética del bicho, y, con la fotógrafa Jone Arzoz, en proyectos sobre la figura de lo monstruoso vasco como La ruta del greenman en Euskal Herria, El regreso de Hartza, Sorginak, ¿haberlas haylas?, etc. Su trabajo se centra en una visión crítica de la tecnología digital desde el enfoque de un ludismo posibilista y en la reconstrucción crítica de nuestras tradiciones imaginarias.

Viernes 9 de julio, 18:00 – 19:30

Gigantas, Cabezudas y otras monstruas. La transgresión feminista.
Txaro Arrazola Oñate

Lo femenino, ideado como ese constructo que incluye saberes, formas de ser, gustos, maneras de comportarse o incluso características existenciales, se ha venido atribuyendo a las mujeres en supuesta conjunción con su marca sexual. A través de este mecanismo de diferenciación binaria se han justificado la dominación y la opresión; y en este discurrir las mujeres han sido ideadas como lo Otro denostado. Revisaremos qué es la otredad y sus múltiples variantes apoyándonos en obras de arte y artistas, analizando por qué lo monstruoso es considerado monstruoso y cómo normalizamos lo que normalizamos. El arte, para serlo, a menudo se escapa de lo predecible, de lo admitido y nos muestra el lado positivo de lo monstruoso, que promueve nuevos puntos de vista, una llamada al debate frente al dogmatismo y sobre todo profundidad para abordar cuestiones como el derecho a la igualdad en la diversidad.

Antes de artistas feministas como Schneemann, Chicago y Orlan, el cuerpo femenino en el arte era mudo y funcionaba casi exclusivamente como un espejo del deseo masculino. Hoy muchas de estas artistas siguen representando lo contracultural porque se sitúan fuera del gusto establecido, pero afortunadamente quizá conectan más con el clima cultural de nuestra época que con ningún otro momento de la historia.

Sobre Txaro Arrazola Oñate

Txaro Arrazola. Licenciada en Bellas Artes por la UPV/EHU (1988). Beca Fulbright (1996). MFA por la Universidad del Estado de Nueva York, Purchase College (1998). Doctora en Bellas Artes por la UPV/EHU con la tesis “Creación Colectiva” (2012). Su trabajo se caracteriza por el compromiso social y la crítica feminista de la representación. Compagina su práctica artística individual desde medios transdisciplinares con otros proyectos colaborativos, entre los que destacan los realizados con el colectivo Plataforma A, donde ha colaborado en las acciones Asalta (Bilbao, 2013), Brindis (Vitoria-Gasteiz, 2014), TU NO (Leioa, 2015), GABARRA (Bilbao, 2016 y 2018) o ENTERA ZAITEZ (Bilbao, 2019). En la Facultad de Bellas Artes de la UPV/EHU ejerce como profesora desde 1999 y es investigadora principal del grupo Arte, Investigación y Feminismos desde 2016. Su obra ha sido expuesta en la galería Vanguardia (Bilbao, 2019, 2014, 2011, 2007), Fundación Pedro Modesto Campos (Tenerife 2007), Centro Cultural Montehermoso (Vitoria-Gasteiz, 2008, 2005), Kunstarkaden Der Stadt (Munich 2008), Galería Arteko (San Sebastián 2010), ARCO Madrid (2011, 2009, 1994). Y en exposiciones colectivas internacionales como 2000 Reasons to love the Earth (Diemen, 2000), Art Educates the World (New York, 2002), Extraños en el paraíso (Pekín, 2007 y Tokio, 2008), Image Talks and Azimuth (Hasselt, 2015 y 2018), Wolf Kahn Open Studios VSC (Vermont, 2017), Apeiron (Montevideo,2018).