2019ko otsailaren 18tik 22ra xilografia japoniarrari buruzko ikastaro bat eskaintzen du BilbaoArtek, «Mokuhanga: texturas y efectos» titulupean, Fabiola Gil artista zaragozarrak gidatua.

La xilografía japonesa: texturas y efectos.
Fabiola Gil

 

Desde mis comienzos en el grabado he sentido una predilección por el grabado en relieve y, sobre todo, por la técnica del mokuhanga. En un primer proceso de aprendizaje de la xilografía japonesa me encontré con numerosas dificultades, así que continué investigando, contactando con artistas extranjeros y haciéndome con toda la documentación y libros que encontré para conseguir aprender y desarrollarla por mí misma. Ante una primera ausencia de medios comencé experimentando con todo tipo de materiales occidentales con los que suplir la ausencia de proveedores y poder comenzar a desarrollar la técnica. Probablemente no fuese el comienzo más ortodoxo pero he de decir que con el paso del tiempo me ha ayudado a complementar y desarrollar mi técnica, además de en el conocimiento de todas las técnicas de experimentación. Ya con el paso del tiempo, muchas estampas y con los conocimientos previos adquiridos, comencé a trabajar con materiales propios de la xilografía japonesa y a complementar mis conocimientos en el extranjero.

Cuando miro atrás en el tiempo y compruebo todas las dificultades que he encontrado en mi camino para conseguir conocer y desarrollar una técnica que me apasiona y después del interés por la xilografía japonesa en mi entorno desde Fabiola Gil Estudio planteamos el nuevo curso de texturas y efectos en el mokuhanga.

Las texturas y efectos aparecen timidamente en el ukiyo-e , en primer lugar con degradados (bokashi) y gofrados sutiles para marcar texturas de telas en los kimonos, plumas en las aves… pero apenas aparecen evidencias de que las matrices son de madera, se puede apreciar de manera muy leve. Con la llegada del shinhanga los bokashi se desarrollan consiguiendo efectos más complejos en sus diversas tipologías (Ichimonji bokashi, Ichimojimura bokashi, Obokashi, Hakkake bokashi, etc.) y siguen los gofrados sutiles, se añaden efectos como las marcas del baren y se van añadiendo avances en la técnica a los recursos creativos ya existentes. Pero quizás sea con el sosakuhanga cuando los artistas comiencen a utilizar todos los recursos creativos en sus manos. Sosakuhanga significa grabado creativo y en este aspecto se refleja muy bien, utilizarán recursos como gofrados , las vetas de la madera, marcas del baren, texturas realizadas con las gubias , efectos producidos por las variantes de los elementos que intervienen en la estampación: aglutinante, pigmento y agua.

Objetivo

Desde Fabiola Gil Estudio presentamos un curso donde los alumnos además de hacer un recorrido introductorio a la técnica, materiales, autores y un primer acercamiento a la talla y la estampación tradicionales de la xilografía japonesa, profundizarán en las posibilidades de las texturas como recurso creativo ya sea en el proceso de talla o en el de estampación. Siendo un curso planteado tanto para personas que no tengan conocimientos en mokuhanga como para personas que hayan tenido un primer conocimiento de la técnica y que quieran experimentar con otros recursos técnicos y plásticos.

Características

El curso de texturas y efectos en el mokuhanga que proponemos sería una toma de contacto con las posibilidades creativas de la técnica que nos acerquen a la xilografía contemporánea, además de una puesta en común del método tradicional de los antiguos ukiyo-e. Siendo un curso eminentemente práctico de 20 horas de duración, complementado con apuntes y estructurado de la siguiente manera:

I. Presentación: Introducción a la xilografía japonesa: autores clásicos y contemporáneos. La textura en el mokuhanga.
II. Materiales: conocimiento de los materiales a utilizar, su uso y manejo a la hora de crear texturas.
III. Diseño: elección del motivo para la estampa y su adecuación para el registro. Diferentes tipos de registro y elección de los mismos. Traslado de la imagen a la plancha.
IV. Talla: Proceso de tallado y creación de una imagen con texturas.
V. Estampación: Elaboración del nori, preparación del papel, explicación del proceso de entintado y estampación: degradados, texturas, efectos… y puesta en práctica del mismo. Estampación de la plancha tallada.

Fechas: del 18 al 22 de febrero.

Horario: de 16:30 a 20:30 (20 horas en total).

Matrícula: 125 + 40 de materiales (matrícula reducida para artistas de BilbaoArte o alumnos de otros cursos impartidos en el centro: 90 euros + 40 de materiales).

Número máximo de asistentes: 10 personas.

Inscripciones: enviando un correo con la FICHA DE INSCRIPCIÓN a bilbaoarte@bilbao.eus.

El curso se atenderá por riguroso orden de inscripción y pago de derechos.

Fabiola Gil 

15 de marzo del año 1974, La Almunia de Doña Godina, provincia de Zaragoza. Desde muy joven desarrolla su afición por las artes plásticas. A los 17 años se traslada a vivir a Zaragoza para estudiar en la Escuela de Artes. Cursa las especialidades de Escultura y unos años más tarde la de Grabado y Estampación.

Asimismo comienza a trabajar en la rama de la Conservación y restauración de bienes culturales participando en la restauración de patrimonio artístico y monumental aragonés. Paralelamente inicia su labor docente, impartiendo diversos cursos y seminarios relacionados con las artes plásticas y participa con sus primeras obras en diferentes exposiciones colectivas, para poco tiempo más adelante iniciar su carrera expositiva en solitario.

Tras años de formación viaja a Inglaterra para complementar su perfeccionamiento en la técnica de la xilografía japonesa y posteriormente será una de los cinco artistas a nivel internacional elegidos para participar en el Programa Avanzado de Mokuhanga que organizó en el año 2016 el Mokuhanga Innovation Laboratory en Kawaguchiko, Japón para perfeccionar su conocimiento de la técnica y participar en la exposición colectiva realizada en la CfSHE Gallery de Tokyo. En el año 2017 la fábrica japonesa de papel Awagami Factory, junto con la que presenta su exposición “Nadar” en la sexta edición del Festival Internacional de Grabado y Arte sobre Papel FIG´17, comienza a esponsorizar su estudio. En formación continua durante 2018 tiene la oportunidad de aprender con el maestro de talla Shoichi Kitamura y la maestra en estampación Kyoko Hirai en el Kitamura Woodblock Studio en Kyoto, participa en varias publicaciones, presenta su nuevo proyecto expositivo “Caminar” en la séptima edición del FIG y cuenta como nuevo punto de venta de su obra con Mokuhankan en Tokyo.

Actualmente trabaja en su Estudio de Xilografía en Zaragoza donde desarrolla todas sus facetas creativas, centrando su obra en la técnica del mokuhanga. Asimismo, continúa con su labor docente impartiendo diversos cursos en el mismo y allá donde se le reclama y, por supuesto, continúa aprendiendo día a día para conseguir avanzar en conocimientos y técnicas.

Anexo: Un acercamiento al mokuhanga

 

La técnica artística del mokuhanga (grabado en madera) o xilografía japonesa se desarrolla principalmente en Japón durante el período Edo, siglos XVII a XIX, en las estampas ukiyo-e. En un primer momento los grabados fueron dibujos lineales en blanco y negro que posteriormente eran coloreados a mano individualmente. Pero pronto vieron que no era rentable este sistema, lo que dio pie al avance más importante: el kento o marca de registro que permitiría la estampación a color, que junto al baren y el papel washi son las aportaciones más importantes de esta técnica al grabado.

En su origen el ukiyo-e fue un arte creado para la clase media japonesa, que además cumplía otras funciones como podían ser la educación, la publicidad, libros (ej. mangas) o la divulgación de los placeres carnales (shunga). Japón en el período Edo estuvo aislado del mundo exterior viviendo una época de paz y prosperidad que hizo crecer a la clase media nipona de aquel momento creándose las circunstancias idóneas para el desarrollo de las artes. Las estampas ukiyo-e se crearon a través de una industria artesanal cuya estructura permitía la producción de miles de copias de una misma estampa. La división de tareas era la clave: 1º El artista realizaba el diseño en línea con tinta sumi. 2º El maestro tallista tallaba las planchas de madera, una por color. 3º El maestro impresor creaba la imagen dando color a las planchas. 4º El editor/distribuidor sacaba al mercado las obras para su venta.

Durante el siglo XX, y también en la actualidad, todavía podemos encontrar algunos lugares en los que se continua con el mismo sistema artesanal de producción y venta.

Siglo XX: Shinhanga y Sosakuhanga

El Shin-hanga (nuevo grabado), será un nuevo estilo creativo que continuará con el proceso artesanal de la división de tareas, pero en el que podemos encontrar algunas características que lo diferenciarán del ukiyo-e: por un lado se comenzarán a intuir influencias occidentales en el tratamiento de la luz, también en las estampas podremos encontrar más realismo y volumen en la representación de figuras y paisajes; y por otro lado al igual que en el ukiyo-e la línea continuará teniendo importancia en los diseños y en el proceso de producción.

Paralelamente al shin-hanga comenzará a desarrollarse el Sosaku-hanga (grabado creativo) en el que será un único artista el que realizará todas las fases de creación de la estampa. Es una etapa de explosión de creatividad en la que los autores juegan con las diferentes fases del proceso hasta conseguir efectos y texturas que no se habían visto hasta ese momento en el mokuhanga.

Podemos decir que el desarrollo de la técnica del mokuhanga no ha terminado todavía puesto que ha evolucionado hasta tal punto que actualmente podemos encontrar obras que pueden ir desde el abstracto al hiperrealismo, así como encontrarnos con editores que continúan con la edición tal y como se desarrollaba en el siglo XIX.