2022ko ekainaren 2tik 15era, Base Galeriak (Bilbo) Die young erakusketa izango du ikusgai, 2013an BilbaoArten beka jaso zuen Maite Leyún artistaren lanarekin.

El fuego y la tierra son eternos. Pero la unión entre ellos, el barro, la cocción y la cerámica son milenarios. Los materiales estaban ahí… durante décadas, siglos, milenios… pero la operación de juntarlos fue fruto de investigación y trabajo que tardó décadas, siglos y milenios. Ahora tenemos una infinidad de títulos de academias que nos avalan y certifican como personas expertas en la dominación de estos materiales, la dominación del fuego y la tierra… qué gran ilusión. Pero ilusión de ilusos… de espejismo… no la ilusión que nos hace la magia, la celebración y la fiesta sorpresa. La misma fiesta que se debió de originar al sacar la primera hornada… un agujero en el suelo con mucho fuego, mucho calor y lleno de tierras ¡qué ilusión! Debemos celebrar y mancharnos las manos de barro, y también de tarta. Debemos celebrar que podemos trabajar con la tierra, el fuego y conseguir hacer con ello nuevas formas y nuevos objetos que adquieren valor cuanto más dominio del fuego y el barro podemos alcanzar. La realidad es que nunca dominaremos el fuego ni la tierra, pero tenemos nuestros hornos, nuestros tiempos y nuestras temperaturas, tenemos nuestros procesos, nuestros materiales y debemos celebrar el resultado de las combinaciones entre estos. Celebremos que esto es posible, aunque ya llevamos tanto tiempo creyendo que lo hacemos que nos hace menos ilusión.. quizás seamos personas demasiado viejas para ilusionarnos con algo tan arcaico, tan básico y la vez tan fundamental.

Quizás trabajar con el fuego y la tierra se esté convirtiendo en un entretenimiento y ya no sea una necesidad… y por ello celebremos con más ilusión otras cuestiones. Quizás podamos convertir el barro a través del fuego en objetos que nos hagan recuperar la ilusión de la magia, de la fiesta sorpresa y la juventud. Quizás podamos generar un artificio y enmascarar la sorpresa y la ilusión a través del dominio de la técnica. Pero entonces, quizás seamos personas demasiado viejas para morir jóvenes.

Base Galería