CICLO ADOLPHO ARRIETTA

Adolpho Arrietta (Madrid, 1942) es el pionero y quizá máximo exponente de lo que se podría llamar cine underground español -y francés- por los muchos puntos de encuentro que existen entre sus películas y aquellas realizadas en los Estados Unidos de América por creadores como Jack Smith, Ken Jacobs o Andy Warhol; un cine improvisado, amateur y onírico en el que no falta la sensibilidad camp y el kitsch y un aparente apoliticismo. Habiendo cultivado previamente la pintura, Arrietta comenzó su obra cinematográfica con los dos primeros cortometrajes de este ciclo de proyecciones, rodados en Madrid, El crimen de la pirindola (1966) e Imitación del ángel (1967), que constituyeron un hito de iniciación del cine independiente en España

En 1967 se trasladó a París con Javier Grandes,y en 1969 conoció a Jean Marais, actor protagonista de La Belle et la Bête (1946), Orphée (1949) y Le testament d’Orphée (1959) de Jean Cocteau, con el que Arrietta rodó su primer largometraje Le jouet criminel (1969). A principios de los ochenta Arrietta regresa a España, al menos temporalmente, y amén de algunas realizaciones para televisión y un intento de hacer un largometraje más o menos al uso, programa unas sesiones matutinas de cine insospechado en el Museo Español de Arte Contemporáneo. Luego, se va apartando poco a poco de la creación audiovisual, aunque regresa a ella intermitentemente gracias a los nuevos formatos. En 2006 realiza su mediometraje Vacanza permanente con el que recibe un premio en el ecléctico Festival de Lucca, que ha supuesto para Arrietta un renacimiento creativo. De hecho, se ha equiparado la fluida transparencia con que capta en ella el Madrid actual a la desinhibida claridad con que retrató el París de 1973 en Las intrigas de Sylvia Couski. Después del creciente academicismo de sus tres anteriores producciones Vacanza permanente es un soplo de aire fresco al que deseamos continuidad.

Anécdotas sobre los nombres:

El cineasta que realizó dos películas en Madrid antes de emigrar a Francia se llamaba Adolfo Arrieta; pero firma como Adolfo González Arrieta Les Intrigues de Sylvia Couski, como Adolfo G. Arrietta Flammes, como V. González Arrieta Merlín, ya de regreso a España, y como Adorfo Arrietta Kikí. En la italianizante Vacanza Permanente vuelve a ser Arrietta y en otras ocasiones se hace llamar Udolfo Arrieta, Vdolfo Arrieta, Adolpho Arrieta, Adelfo Arrietta o Adelpho Arietta. A nuestro cineasta parece que no le complacen las verdades inmutables. Para este ciclo ponemos el nombre con el que ahora firma tras la publicación de toda su obra Re:voir en dvd…. eso nos obliga, a la hora de citar sus películas, a especificar de qué versiones estamos hablando, de las del sesenta o setenta y pico o de las de los 2000.

ADOLPHO ARRIETA

———————————————————————————————————————

28 DE ABRIL

A las 19:00h.

• EL CRIMEN DE LA PIRINDOLA. 1966. 16 mm. b/n. 18 min. • IMITACIÓN DEL ÁNGEL. 1967. 16 mm. b/n. 21 min. • LE JOUET CRIMINEL. 1969. 16 mm. b/n. 37 min. • POINTILLY. 1972. 16 mm. b/n. 30 min.

El crimen de la pirindola e Imitación del ángel son dos cortometrajes personales e intransferibles, líricos y vagamente surreales, introspectivos y, al tiempo, un retrato preciso de la España burguesa de mitad de los 60. La juventud, casi adolescencia, de su protagonista (Javier Grandes, el actor habitual de la mayoría de sus películas) nos invita a acompañarle como traviesos y perversos ángeles de la guarda en su deambular en busca de satisfacción para su desazón. El rodaje con una cámara de 16mm, el montaje como con una macheta de carnicero y el sonido postsincronizado a lo que caiga, lejos de provocar distanciamiento producen una sensación de proximidad casi física.Le jouet criminel se podría decir que es un relato descentrado, en el que lo que sucede resulta tan oscuro como las intenciones del narrador, aunque en esencia el argumento trata de la transgresión tanto en el arte como en la vida. Y Pontilly trata sobre la idea de la permisión, de que el padre lo permite todo, excepto una cosa; hay un tabú que es Pointilly.

ADOLPHO ARRIETTA

———————————————————————————————————————

5 DE MAYO

A las 18:00h.

• LAS INTRIGAS DE SYLVIA COUSKI. 1974. 16 mm. Color. 73 min. • TAM – TAM. 1976. 16 mm. Color. 60 min.

El carácter familiar de Las intrigas de Sylvia Couski permite verla como un álbum familiar en el que podemos ver al español Enrique Vila-Matas y al cubano Severo Sarduy. Y Tam-Tam es como una secuencia de la anterior. La fiesta, que en Sylvia Couski era sólo un elemento más del collage, se convierte en motivo central de un Esperando a Godot en clave arrietiana. Los rostros, los cuerpos, las bromas privadas… son el auténtico meollo de una película cuyo carácter claustrofóbico -¿son los personajes también náufragos de la buñueliana calle Providencia?- apenas queda contravenido por un prólogo situado en un Nueva York nevado –rodado por Jonas Mekas- y unos insertos de un viaje a una Andalucía soleada y, probablemente, añorada. Sin embargo, el tam-tam del título retumba repetidamente en la banda sonora, invocando lo irracional y lo salvaje.Como dato destacar que en estas dos películas aparecen superposiciones por primera vez en su trayectoria, que se pueden interpretar como atisbos de alguna inquietud meramente formal, no narrativa. Incluso alguna de las capas de la superposición está invertida.

Adolpho Arrietta

———————————————————————————————————————

12 DE MAYO

A las 18:00h.

• FLAMMES. 1978. 16 mm. Color. 82 min. • GRENOUILLES. 1984. 16 mm. Color.39 min.

A caballo entre Madrid y París, Arrietta escribe Flammes, reelaboración del mediometraje en blanco y negro de 1972: Le chateau de Pointilly. Flammes está producida por el Institut National de l’Audiovisuel y cuenta con la colaboración como iluminador de Thierry Arbogast, que entonces contaba 20 años. Aunque Arrietta se sigue encargando, como siempre, de llevar la cámara, del montaje y demás aspectos táctiles de la película, se nota un cambio de registro que hace de ésta su cinta más sugerente y más turbadora. La relación entre el padre y la hija es muy parecida, pero en Pointilly no hay bombero. El bombero es el fantasma erótico de la protagonista. Y el bombero no sé cómo apareció, porque al principio era la historia entre un padre, una hija y la institutriz. Y de repente apareció el personaje del bombero que lo cambió todo, como un detonante. Grenouilles es lo contrario que la anterior. Película filmada a partir de un guión caótico. Rodada en las ruinas de Empúries, la Costa Brava catalana.

ADOLPHO ARRIETTA

———————————————————————————————————————

19 DE MAYO

A las 18:00h.

• KIKI 1989. 16 mm. Color. 23 min.• MERLÍN 1990. 16 mm. Color. 58 min.• ECO Y NARCISO. 2003. 16 mm. Color. 19 min.• VACANCE PERMANENTE. 2006. MiniDV. b/n y color. 40 min.• DRY MARTINI. 2008. MiniDV. Color. 7 min.

Kikí se hizo para una serie [Delirios de amor] que hacía Luis Eduardo Aute para TVE. Y está basada en La Chatte, de Colette (1933). Narra la crisis de una pareja que es iniciado por un gato. Merlín está sacado de la obra de Cocteau Les Chevaliers de la table ronde (1937). En palabras de Arrietta: “Después de Merlín hice Narciso porque no sabía qué hacer, y era muy barato. Lo hice en cuatro días, en un jardín de una amiga mía, y en un parque del S.XVII que hay en Madrid, El Retiro, pero es otro Retiro en la afueras. Está sacado de Ovidio, de la leyenda de Eco y Narciso. En ese momento tenía muy poca imaginación para inventarme argumentos y personajes”. En un jardín en la fiesta del Dios Baco, la presencia de Narciso es el punto culminante de la fiesta. Vacanza permanente es una película personal, poética y sugerente, como todo su cine, pero en este caso con una soltura y una libertad mayor que solo el vídeo le podía permitir. Para acabar la cuarta sesión de este ciclo se incluye una peculiar producción, que su propio autor comenta así:“La película es sobre todo el texto de Buñuel sobre fondo negro, y de vez en cuando hay una imagen, una ilustración”.

ADOLPHO ARRIETTA